El Negrefum


Al actor catalán Sergi Lòpez le encanta comer. Para él, el estómago mueve montañas. Es capaz de levantarse un sábado con ganas de unas patatas bravas determinadas y cruzarse media península para ir a comerlas. Por eso, no es de extrañar que hace ya un par de años abriera, junto con dos amigos de toda la vida -Joan, el enólogo, y Trilles, hijo de payeses ,y que lleva años en el negocio de la restauración- el Negrefum. Se llama así en homenaje a todos los vilanovines que se dejaron los pulmones en una sala de la fábrica Pirelli, llamada así, y que estaba más o menos en el mismo lugar que hoy ocupa este local.

Interior del Negrefum. Fotos: Carles Castro

Interior del Negrefum. Fotos: Carles Castro

Nosotras hemos ido hoy a almorzar, para celebrar el cumpleaños de  Anabel y de Lidia. Y  hemos comido realmente bien. El restaurante está a tiro de piedra de la playa, en la Plaza de la Mediterránea, por lo que antes o después puedes ir a dar un paseo por el paseo marítimo  de Vilanova. El ambiente del local es muy agradable, con mucha luz natural, y está decorado con mucho gusto. Es de la filosofía Km 0. Se trata de restaurantes que apuestan por utilizar productos de agricultores o ganaderos de la zona, de esta manera, no sólo la huella ecológica es insignificante, sino que además se potencia y estimula la producción de los pequeños productores locales.

En el caso del Negrefum, por ejemplo el pescado procede el puerto de Vilanova, y se suele ofrecer el pescado propio de la zona. Las verduras son de payeses de la comarca del Garraf, y se nota. Tienen un sabor intenso y ¡huelen! (Resulta delicioso poder oler un tomate o un pimiento. La mayoría de verduras que compramos en el mercado a veces ni saben ni huelen a nada. Han hecho “pactos” con agricultores para que vuelvan a plantar productos de la región, como variedades de tomates o de lechugas autóctonas. Y así. De cada producto que sale en los platos, los del Negrefum te pueden explicar casi de dónde procede, quién lo cultiva o quién lo cría).

Además de la “conciencia” y de la filosofía del restaurante, responsable con la tierra, la carta está muy bien. Para empezar, te sirven una copita de cava, y te ofrecen panecillos (de cereales, rústico, de albaricoque y nueces…) para degustar la selección de aceites catalanes, con denominación de origen y ecológicos, que tienen. También alguna tapa, en nuestro caso, de boquerón con parmeso.

Pan de albaricoque y nueces

Pan de albaricoque y nueces

En esta ocasión, nosotras hemos compartido tres entrantes y luego cada una hemos hecho un segundo. Hemos empezado con una ensalada de brie y pistachos, riquísima; la combinación del queso con el color verde intenso del fruto seco y el sabor es un acierto. También una tabla de quesos típicos catalanes, acompañados de membrillo y pan de albaricoque y nueces, ¡delicioso!; y una tempura vegetal, espectacular: los pimientos estaban muy dulces, la zanahoria crujiente, con la textura adecuada, al igual que los calabacines.

A continuación, Anabel ha pedido bacalao confitado con aceite de trufa y crema de ajos tiernos, muy rico, en su punto perfecto de sal. Lidia, un entrecote ecológico, que ha tenido ciertos problemas en poderse acabar (era enorme!!!). Y yo he optado por una merluza de palangre, que iba acompañada de un parmentier de patata y una espuma deliciosa de espárrago verdes, que era super curiosa: tenía una textura algo más suave que una mousse, y un sabor intenso a espárrago.

Para acabar, una tarta de cumpleaños con fruta fresca. Una delicia.

Anabel y Lidia soplando las velas de su pastel de cumple

Anabel y Lidia soplando las velas de su pastel de cumple

Hemos pedido un vino del Garraf, cafés y agua.

Precio por persona: 50 euros.

Más que recomendable para una comida especial. Entre semana, tienen un menú bastante asequible e igualmente rico.

Anuncios

4 Respuestas a “El Negrefum

  1. Uau! tiene todo una pinta espectacular. Ya había leído sobre este restaurante, y ya veo que se come bien. Me lo apunto!

  2. Buenísimo todo! El entrcot se tiene que pedir solo por eso, como plato único porque si no, no llegas… jeje

    Amables y comprometidos con una manera de hacer respetuosa con el entorno. Creo que es el camino.

    Besos!

  3. Josep Sánchez Bosch

    Mesa nº 10 – 13/11/2010 – 3 comensales
    (Hora de llegada: 14:45 – Hora de salida: 16:55) – Primer plato: 15:45
    En la mesa más próxima (2 comensales) se sentaron como unos 15 minutos más tarde.
    Cuando ellos estaban degustando el primer plato, a nosotros no nos habían tomado nota. Cuando ellos estaban por los postres nosotros estabamos empezando a comer. La mitad de la vinagreta de mi ensalada la llevo en la camisa.
    La comida merece buena nota, sin ser nada extraordinario. El local es muy acogedor y con ambiente muy familiar.
    Otra muestra de la calidad del servicio: desde que nos sirvieron los cafés hasta que trajeron el azúcar, los cafés se habían helado.
    Detalle: Sin comentar nada, no nos cobraron los chupitos.
    Supongo que volveré, aunque solo sea para convencerme de que un rstaurante montado con tanto esmero no puede tener un servicio tan malo en general. Copia a: vilanovadigital.com

    • Qué pena, nosotras hemos ido ya unas cuantas veces y siempre hemos tenido una buena experiencia.
      A ver si la próxima vez tienes más suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s