Desayuno a la andaluza, ¿qué os parece si hoy hacemos papajotes?


Papajotes

Papajotes

El sábado por la mañana después de una intensa semana de cole, esta invitación interrogativa por parte de mi madre era una bendición. Una pequeña fiesta en casa. Somos cuatro hermanos que nos llevamos poco tiempo y entre La bola de cristal y los juegos matutinos saltando en las camas, la hora del desayuno con papajotes era muy especial. Mi madre es de Jaén, llegó a Cataluña con sólo tres años, pero hay cosas que conservamos de Andalucía. Y es maravilloso como la cocina, la gastronomía, es un legado que se pasa de padres a hijos y nos recuerda nuestros orígenes.

Todavía hoy, si estoy en casa de mis padres y me quedo a dormir, mi madre me ha preparado de buena mañana este rico desayuno andaluz, que no tiene ningún secreto. Se trata de una masa frita, como una especie de buñuelos dulces, que se mojan en chocolate caliente y te dan energía para todo el día, aunque se pueden tomar con lo que quieras: leche con colacao, rebozados en azúcar, etc. También se pueden tomar para merendar.

Receta de los Papajotes

Ingredientes:

1 taza de agua o de leche

1 taza de harina

1 huevo (aunque se pude hacer sin huevo también)

1 pizca de sal

1 pizca de azúcar (yo azúcar no les pongo porque me gusta que luego hagan más contraste con el chocolate caliente)

Un poco de levadura royal, si se quiere

Aceite de oliva virgen

Preparación

Se mezclan bien todos los ingredientes hasta que quede una masa blanda (eso quiere decir, que sea más líquida que esponjosa). Mi abuelo me ha dicho que le ponga a la masa un poquito de aceite, porque dice que así luego los papajotes no absorben tanto el aceite al freírse. Si les ponéis levadura Royal, dejad que la masa repose unos 30 minutos.

Con una cuchara sopera se coge un poco de esa masa y en una sarten llena de aceite bien caliente se fríe con cuidado la porción de la masa. Hay que ir haciendo como una especie de buñuelos. A mí me gusta que los papajotes queden más bien blanquitos, no me gusta tostarlos mucho, pero eso es a gusto del consumidor. Una vez fritos, se ponen en un plato sobre unas servilletas de papel, para que absorban el aceite sobrante. Se pueden espolvorear con azúcar glacé, con un poco de canela, y se sirven con el chocolate caliente. A mí me gustan blanquitos y sin azúcar, pero eso ya es como prefiráis.

He encontrado este vídeo que me parece muy gracioso, donde veréis como tiene que quedar la masa. En esta casa, los hacen un poco diferentes a como siempre los ha preparado mi madre o mis abuelos, pero os puede servir de referencia. Veo que ellos le ponen canela también, después de freírlos, que puede quedar pero que muy bien. Y utilizan mucha más masa y levadura.

http://www.youtube.com/watch?v=dThYWjaeGgg

Siguiendo la estela  gastronómica del sur, quizás en un próximo post os hable de la Gachamiga. Uno de los chantajes emocionales más efectivos para que me persone en casa de mis padres. ¡Madre no hay más que una!

Anuncios

Una respuesta a “Desayuno a la andaluza, ¿qué os parece si hoy hacemos papajotes?

  1. Pues si, qué tiempos aquellos, entre heavys-tiernos… YOU KNOW!! Acuérdate de la ñubu cuando nos abordaba en la cama a la noche a la hora de dormir… Parece mentira que aún esté viva, porque de eso ya hace milenios!!
    En fin, Serafín, más corre un galgo que un mastín, aunque si el mastín es zanquilargo, mas corre el mastín que el galgo. ¡¡¡VINGA, ADÉU!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s