Je t’aime… moi non plus!


¿Ha quedado claro?

¿Ha quedado claro?

Hace ya algún tiempo que fui por primera vez a Au port de la lune, un pequeño local que hay al lado del mercado de la boquería (Pl. de Sant Galdric , 1), en Barcelona. Era el cumpleaños de una amiga, Mio, y fuimos a hacer un brunch para celebrarlo. El local tenía mucho encanto, como si hubieran cogido un bistrot de cualquier pueblecito de la costa de la Bretaña francesa y lo hubiera puesto, tal cual, en Barcelona. En él, todo era del país vecino. Desde la exquisita selección de quesos que tienen, hasta la carta de vinos, el agua, los aperitivos, o, claro está, el foie. Me encantó el lugar y desde entonces he querido volver, una y otra vez, sin mucho éxito. A veces porque estaba cerrado, otras porque llegábamos demasiado pronto.

Pero por fin, el fin de semana pasado pudimos repetir. Nada más llegar, me sorprendió el cambio de aspecto del lugar. No parecía para nada un restaurante, sino más bien una tienda. El dueño, un francés francés con cara de francés bonachón, Guy Monrepos, nos informó de que ahora eran una tienda de delicatessen francés. Y sí, ciertamente tenían allí una serie de productos como para vender que nos hicieron la boca agua.

-Pero, ¿y aquel restaurante que había aquí?

– ¿Queréis cenar?

– Sí, claro.

– Bien, subid por esas escaleras.

Y detrás de la pared blanca que separaba la parte de atención al público de la cocina, había unas escaleritas que conducían a la tercera planta. Allí, un saloncito encantador, con mesitas, decorado con mucho encanto y unos carteletes que no tenían desperdicio. Con las persianas bajadas…¡¡estábamos en un restaurante clandestino!! Y nosotras, además, habíamos entrado justo por donde era más difícil, por donde no tocaba: por la cocina. Una calle más allá, picabas en un portal, alguien te decía “Je t’aime”, a lo que si uno quería cenar, debía responder: “moi non plus!”, como dice la canción de Serges Gainsbourg y Jane Birkin.

La cena fue deliciosa. Nosotras éramos tres y decidimos pedir una selección de cosas para compartir, así que no probamos algunos platos estrella del local, como la carne. Comenzamos con una ensalada deliciosa que iba acompañada de una especie de embutido francés. Seguimos con una selección de patés, muy ricos, sobre todo el rilé de oca; simplemente, exquisito. Los patés vienen acompañados de unas tostaditas. La ración (de 15 euros) es muy generosa, y para tres resultaba hasta casi demasiado.

Y cómo no, unos quesos franceses.

Escogimos un vino francés joven, de garnacha, que estaba muy rico. Y para acabar, un café (delicioso); eso sí, sin sacarina…

Foto procedente de Cocina Paraíso (http://cocinaparaiso.blogspot.com/)

Ese día no pudimos pedir postres, porque lo cierto es que estábamos bastante llenas, pero… ¡son riquísimos! La otra vez que estuve allí recuerdo que pedimos choux, una especie de lionesas; también tienen eclaires, gâteau basque… deliciosos. Al menos antes, los postres los hacía un obrador francés que no está abierto de cara al público, si no que sirve a restaurantes. Está en Gracia. Si tenéis un capricho o os encanta la repostería francesa, podéis hacer encargos. (Philippe Lopez, telf.: 663013277. El obrador está en C. Martínez de la Rosa, núm.1)

La cuenta… no podía ser de otra manera!!! 🙂

** Siento la calidad pésima de las fotos. No llevaba la cámara encima y las hice con el móvil. Y había poquísima luz

*** Y os estaréis preguntando… si era clandestino, ¿cómo es que le dedicáis un post? Bueeenoooo, el lugar se lo merece y a parte, contamos, más o menos, con el OK de Guy, el dueño. Lo de ser clandestino… es una cuestión de impuestos más que de otra cosa. 😉

Anuncios

7 Respuestas a “Je t’aime… moi non plus!

  1. Me llevarás??? Dime que sí, dime que sí!!!!!

    Me encanta lo de la sacarina. Siempre la he odiado, siempre una pizquita de azúcar. Por supuesto! 😉

    Besazos!

  2. je je, quand tu veux, on y va !!

  3. eges una chicá encantadogá, me encanta cuando hablas fgancés, mon amuuuug!!!! XDDDD

  4. Quiero ir, quiero ir, quiero ir!!!!!

  5. Señorita Herrera, no veo el problema por ninguna parte, para ti toda la sacarina y para mí todo el azúcar y a rebentar! ejejeje

  6. Muchas gracias por este post, es un honor! nos alegra te te haya gustado la experiencia Au Port de la Lune y te esperamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s