Souvenirs culinarios: Käsespatzen (Alemania)


Un mes en Berlín da para mucho. Cuando me fui en agosto, tenía claro que no quería volver sin uno de los mejores souvenirs que alguien puede traerse de las vacaciones: una receta típica del lugar que se visita. En este caso, no es una receta berlinesa, pero sí genuinamente alemana, de Bayern, para ser más exactos. Tuve el privilegio de ver cómo se cocinan unos Käsespatzen, también llamados Käse Spätzle en Stuttgart y Schwarzwald.

Plato montado

El cocinero: Bern, un pianista alemán, amigo de mis compañeros de piso  paciente, atento y buen cocinero! Comimos en  su casa de Prenzlauer Berg, el barrio donde yo vivía, junto con Fabio, mi compañero de piso, que es medio italiano, medio alemán, y Ada y Alexia, cantantes de ópera.

Vamos al lío.

Ingredientes:

Para la masa:

600-700 gr de Harina (100 gramos por persona)

Huevos (1 por persona)

sal

agua

Perejil (ingrediente que le pone Bern al final, para darle más sabor)

Para montar el plato:

1 Cebolla

250 gr de queso emmental y Bergkäse (que como su nombre indica, es queso de montaña alemán, de los Alpes, parecido al emmental pero un poco más fuerte. Hay uno en concreto, el Allgäuer Bergkäse, que es una de las escasas denominaciones de origen de quesos alemanes, de la región de Algovia, protegidas a nivel europeo).

Carne de ternera, aunque se puede acompañar con lo que uno quiera.

Aceite de oliva

Mantequilla

Calvados Dauphin, un licor de manzanas de la región de Normandía (Francia), un especie de coñac, que en este caso se utilizó para darle un gusto dulce y un poco más de cuerpo a la salsa de la carne.

Pimienta

Nuez moscada

Procedimento:

1. Se mezclan bien todos los ingredientes y se hace la masa. Sabremos que está lista cuando literalmente ésta “sopla”, la masa hará como unas burbujas, al no ser ni muy líquida, ni muy espesa (veréis la textura en el vídeo). Incorporaremos el perejil picadito, mezclaremos, y la dejaremos reposar unos 10 minutos.

2. Ponemos una olla de agua a hervir (que es donde pondremos a cocer los Käsespatzen, una especie de noodles que haremos con esa masa, pero eso será luego).

3.  Se fríe la cebolla, salpimentándola hasta que quede doradita (a mí me gusta que no se note mucho, así que yo la pico bien).

4. Ahora que el agua hierve, nos ponemos a hacer los Käsespatzen. Ellos tienen un aparato especial que se llama Spatzenhobel, que es una especie de rallador con una pieza corredera para presionar la masa y que el noodle caiga. Se coloca encima de la olla con el agua hirviendo y se van dejando caer los noodles dentro de la olla. Ignoro si existe algún gadget de cocina parecido aquí, si alguien lo sabe, sería genial conocerlo. Mientras, nos las podemos ingeniar con un rayador y alguna pieza que nos sirva para presionar la masa. En el vídeo veréis que no es complicado.

Dando forma a los Käsespatzen

5. Como pasa con los ñoquis, la masa está cocida cuando salen a la superficie, pero son unos 10 minutos de cocción, removiendo con cuidado.

 Käsespatzen cociéndose

6. En una fuente vamos poniendo los Käsespatzen y luego añadimos el queso rayado, sobre la cebolla, podemos ir haciendo capas para luego mezclar todo con más facilidad, ya que se ha de servir todo mezclado en el plato. Cuando esté mezclado, se puede guardar la fuente en el horno a muy baja temperatura, para evitar que se enfríen.

Sacando los Käsespatzen

añadiendo el queso

Montando la fuente

7. Preparamos la carne, la salpimentamos. Con un poco de aceite y la sartén bien caliente, se le da vuelta y vuelta. La retiramos.

Ternera para acompañar

8. Hacemos un poquito de salsa para la misma carne con ese mismo aceite. Añadimos un poco de mantequilla, pimienta y nuez moscada y un chorrito de Calvados Dauphin para darle sabor.

salsa

9. Montamos los platos, un buen cucharón de noodles, unos trocitos de carne y un poco de salsa por encima de la carne. Riquísimo!

Plato montado

La taula parada

Cuando terminamos de comer Alexia y Ada con Bern al piano interpretaron varias piezas líricas para nosotros. Todo un lujo! Escuchamos Gretchen am Spinnrade de Schubert.

Sesión lírica

Sesión lírica

Anuncios

2 Respuestas a “Souvenirs culinarios: Käsespatzen (Alemania)

  1. Que visquin els souvenirs culinaris!!!!
    (aquesta me l’apunto, que aquestes “històries” amb pesto o un bon sofregit deuen ser pecat!)

    • D’això se’n diu creativitat, és clar que sí, un pesto o un sofregidet li van però que molt bé. Serà pecat però de fàcil absolució… 🙂
      Salut i gràcies per passar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s