El erotismo de amasar pan


Taller "Mans i pans". Foto: Mari Àngels Torres

Yo siempre había pensado que eso de amasar tenía un punto erótico muy pronunciado. Pero claro, una no va por el mundo diciendo: “hola, soy Anabel, y cada vez que hago pan me vuela la imaginación”. Dice la psiquiatra americana Louann Brizendine que los hombres tienen tres veces más pensamientos sexuales que las mujeres, lo cual no quiere decir que nosotras no los tengamos, ¿verdad que no?

Pues bien, ahora que ya hemos aclarado este asunto, os diré que no estoy sola en el mundo, hay otras dos pájaras que piensan igual que yo, y son la restauradora Ada Parellada y la sexóloga Eva Moreno, fundadora de Tapersex, que acaban de estrenar un taller para despertar el sentido erótico del tacto amasando pan en El Pla dels Àngels (antiguo convento), delante del MACBA, en Barcelona. El objetivo es recuperar el valor de las manos, el contacto (con los objetos y con las personas), y el valor del tiempo (hacer las cosas que de verdad nos importan sin prisas).

El día de los enamorados (¡para más inri!), Mari Àngels, fotógrafa de Público, y yo, fuimos a cubrir la noticia para el diario. Éramos una docena de periodistas -todas mujeres menos un hombre-, y nuestra labor consistía -aparte de la noticia en sí, quiero decir- en elaborar una masa de pan para, con una mitad, hacer panecillos, y con la otra, practicar masajes eróticos.

Ya sé que os queréis adelantar, pero vayamos por orden. Primero, la receta del pan.

Ingredientes:
500 gr de harina
300 ml de agua
20 gr de levadura fresca
Una cucharadita de sal
Cebada (o pipas, semillas…)

Elaboración:
Disolvemos la levadura en agua. Mezclamos el agua y la levadura con la harina y la sal para tener una masa homogénea. Amasamos bien hasta conseguir una masa elástica y fina.

Hacemos bolas de unos 50 gr, las sumergimos ligeramente en agua y después en cebada. Las dejamos fermentar una hora o hasta que doblen el volumen. Calentamos el horno a 250 grados y cocemos, haciendo vapor con una bandeja con trapos húmedos, durante 10 minutos.

Venga, ahora sí. Ahora ya llega la parte picante. Ada ya nos ha explicado cómo elaborar el pan y ahora le toca el turno a Eva. Llenan la mesa de velas y ponen música ambiente, por eso de que “no puede ser una cosa improvisada”.

Con la mitad de la masa, Eva nos enseña a hacer un masaje erótico. Para la sexóloga, el ritmo de vida moderna ha propiciado que cada vez nos toquemos menos, también a nivel sexual. “Al principio de una relación todo va genial, pero luego te instalas en la monotonía y todo se queda en el ‘no tengo tiempo’, ‘estoy cansado’, ‘mejor lo dejamos para el fin de semana’. Tenemos que recuperar la familiaridad con nuestras manos, con la piel, recuperar el sentido del tacto”, dice.

Para ello, nos pide que cerremos los ojos y nos dejemos guiar por su voz. Sensual, pero que muy sensual. Nos tenemos que imaginar que estamos masajeando a otra persona (pareja, amigo, desconocido… cada uno que haga lo que quiera/pueda). Entonces empezamos a masajear la masa hacia arriba, hacia abajo, en círculos, presionando más, menos…

Después, pasamos a las formas.

Femeninas y masculinas. Todas tienen su qué. Pero no os voy a dar más detalles porque entonces chafo la gracia del taller. Sólo os digo que, si vais en pareja, mejor buscaros un hotel cerca, no vaya a ser que no lleguéis a casa… Vamos, la redacción de un diario sería el último sitio al que yo hubiera ido si no fuera porque estaba trabajando, ¿sabéis? ¡Jeje! “La masa de pan se parece mucho a la piel humana. Si recuperamos el utilizarlas, a través del pan, después lo podremos aplicar a nuestras relaciones personales”, concluye Eva. Pues eso.

Detalles de “Mans i pans”:
El primer lunes de cada mes, de 20 a 22h
Restaurante Pla dels Àngels, calle Ferlandina, 23, de Barcelona
Inscripciones: mansipans@hotmail.com
Precio: 30 euros

Ah, por cierto, igual a estas alturas no os interesa, pero así es como nos quedó el pan:

Ada también nos deleitó con unos bocatas exquisitos. ¡Pero eso será otro post!

ANABEL

Anuncios

10 Respuestas a “El erotismo de amasar pan

  1. Hola, Ana, ya ves, aquí de visita a tu blog. Me gusta. Del taller de pansex poco más puedo añadir, pues también estaba allí, aunque no de practicante, sino de voyeur. Puestos a escoger entre el romano pan y circo y el pan y eros de Ada y Eva, me quedo con este último.
    Besos y hasta pronto

    • ¡Jaja! Yo también me quedo con el segundo pan. Acuérdate que nadie se llevó el pan convencional y en cambio tardaron poco en envolver la masa esa resobada para seguir practicando en casa… La próxima vez, tienes que acercarte más a la mesa, hombre.
      Yo también he estado visitando tu blog, ya lo he linkado. Y va en serio lo de hacer una movida entre periodistas/amantes de la gastronomía, no puede ser normal que seamos tantos.

  2. Buenísimo!!! El taller y el post. Sí que dan ganas de ir… aunque esto habría que regalárselo a más de uno… 🙂

  3. juasjuasjuas
    Eres muy grande Ana!!!! Viva la sensualidad en la cocina (y empezando por las cocineras 😉 )!!!

  4. M.Angeles Torres Padilla

    Que divertido fué!!! Yo ya he convencido a una amiga para volver!
    Y ahora toca hacer yo el pan en casa…uff!
    Besos

  5. Anabel, muchas muchas gracias!!!!!

  6. Pingback: Amb la tardor arriba el primer ‘mans i pans’ de la temporada!!! « Semproniana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s