En defensa de los productos locales


Agrotienda de productos autóctonos del Baix Llobregat

“La gente se piensa que alimentarse es un acto pasivo”. La frase la pronunció ayer el cocinero Isma Prados durante la mesa redonda Productos agroalimentarios: más sostenibles, más saludables, celebrada en el marco del Fòrum Gastronòmic Girona 2011.

Pues estoy de acuerdo. Yo muchas veces les he propuesto a mis amigos un juego: ir al supermercado y leerse la etiqueta de la bandeja de bistecs de ternera, por ejemplo, para conocer el “currículum” del animal. Ves cosas como: “nacido en Polonia, criado en Bielorrusia y sacrificado en Eslovaquia”. Que sí, que sí, ¡os lo juro! Haced la prueba, y mejor con un mapa de Europa en la mano para ver las distancias entre países, que ya puede ser el descojone.

Entiendo que pueda responder a criterios económicos, pero yo prefiero la ternera de Girona y el pollo de Sant Boi de Llobregat que me vende mi carnicera, aunque me cueste algunos euros más el kilo, qué queréis que os diga. Porque alimentarse, al menos en los países desarrollados, es, o debería ser un acto activo. Tú puedes elegir.

Luego está, en el lado opuesto, toda la gente que consume productos ecológicos. Genial, pero tenéis que saber que también utilizan algunos pesticidas y aditivos (que hoy pueden estar permitidos y luego más tarde descubrirse que son perjudiciales y retirarse del mercado). Otra cosa que desconocemos es que, al igual que ocurre con la agricultura de toda la vida, a veces los alimentos ecológicos no se dejan madurar suficientemente, se recogen antes de tiempo. Entonces importa bien poco que sean ecológicos, su sabor no será diferente al de los otros.

Como dijo el bromatólogo Abel Mariné en la misma mesa redonda, los defensores de la agricultura ecológica suelen comparar el mejor de sus tomates, por ejemplo, con el insípido tomate que podemos encontrar hoy en día en el supermercado. Pero eso es trampa. Porque entonces luego nos venden la moto de que el suyo es mucho más sano y sabroso. A ver, un momento, ¿me están diciendo que el tomate que le compro yo al payés de mi pueblo es perjudicial para mi salud? Pero claro, al payés de mi pueblo, al que hace bien las cosas, no lo nombra nadie. Porque entonces los dos tomates estarían igualados.

Frutas y verduras recién compradas a los payeses de Gavà

La clave, para Joan Simó, es el punto de maduración. El biólogo trabaja en la Fundació Miquel Agustí ayudando a los payeses catalanes a recuperar variedades que han ido desapareciendo a lo largo del tiempo. Es, como yo, un ferviente defensor de los productos de proximidad, porque fomentan la economía local, porque tienen nombres y apellidos, porque si no los consumimos nuestros paisajes se verán tremendamente afectados… Por nosotros mismos.

Aquí os dejo unos fragmentos de la entrevista que le hice para Públic habando sobre el tema. Como este blog no me deja subir audios, lo he hecho en plan cutre a través del Youtube. Está en catalán.

ANABEL

Anuncios

Una respuesta a “En defensa de los productos locales

  1. M.Angeles Torres Padilla

    Seré tan seguidora vuestra!! De hecho yo asistí a esa misma conferencia que tú, Anabel, pero me ha encantado los puntos que has resaltado aquí! Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s