Cupcakes, la magdalena que vino de los USA


 

Hace ya algunas semanas, hice junto con Rose, un taller de magdalenas, pero no las tradicionales de toda la vida, sino las que se están poniendo cada vez más de moda, americanas, que suelen llevar una especie de capuchón dulce. Seguro que las habréis visto en alguna ocasión. Lo cierto es que son muy vistosas, son relativamente fáciles de hacer y están ricas. Y para una ocasión especial o para hacerlas con niños, resultan muy divertidas. Digo para una ocasión especial porque si bien la base de la magdalena es sencilla, la parte de arriba, el “topping”, requiere ingredientes poco habituales en una cocina, e instrumentos para hacerlos.

El curso de cupcakes lo hicimos en Aula Gastronómica y estuvo, como siempre, fenomenal. A mí es el sitio que más me gusta para hacer cursos de cocina. Esa tarde preparamos dos cupcakes distintas, una de vainilla y otra de chocolate. Por cierto, se llaman cupcakes (taza + pastel) porque son pastelillos de tamaño taza.

Cupcakes de chocolate

Ingredientes para unas 12 cupcakes

250 gr de harina

1 cucharadita de bicarbonato de sodio o de levadura

230 gr de mantequilla

250 gr de azúcar

200 gr de azúcar moreno o mascovado

4 huevos

170 gr de chocolate amargo (más del 70% de cacao)

una taza de leche (235 ml)

1 cucharada esencia de vainilla

Cómo se hace

Precalentamos el horno a 180ºC

Fundimos el chocolate al baño maría.

En un bol, ponemos la harina, añadimos la levadura y una pizca de sal, que funciona como potenciadora del sabor y también del color, y aquí nos interesa que el chocolate quede bien brillante! En otro bol, batimos la mantequilla, que la tendremos a temperatura ambiente (importante!!) hasta que esté cremosa, e incorporaremos el azúcar poco a poco. Hay que batir bien la mezcla, durante unos 3 minutos. Podéis hacerlo a mano o mejor, más cómodo, con batidora 😀

Luego, vamos agregando los huevos de uno en uno. Cuando acabemos, echamos el chocolate fundido (que no esté muy caliente!), removemos. Y entonces,  incorporamos la leche y la mezcla de harina, pero no todo a la vez. Beatriz, al frente del Aula GAstronómica, nos enseñó un truco: hay que echar cada cosa en tres veces y alternando. Es decir, un tercio de la leche, un tercio de la harina, un tercio de la leche, un tercio de la harina. Y así.

Colocamos la mezcla en los moldes, y horneamos las madalenas unos 20-25 minutos. Nunca abrimos el horno durante los primeros 15 minutos, y eso también vale para los bizcochos y los pasteles. Porque si no, no nos subirá.  Una vez haya pasado el tiempo, las sacamos del horno y atención, rápidamente, les damos la vuelta. El objetivo es que se chafen un poco para que luego las podamos decorar.

Sí, al darle la vuelta y chafarse quedan feotas. Pero luego esa parte no se ve, porque es la que queda tapada por la decoración!

Sí, al darle la vuelta y chafarse quedan feotas. Pero luego esa parte no se ve, porque es la que queda tapada por la decoración!

Vale, ahora ya tenemos la magdalena. Nos queda la parte de arriba, que en inglés se llama topping o frosting. Nosotros, en el taller que hicimos, a las magdalenas de chocolate les hicimos uno de mantequilla, que estaba bastante rico y les quedaba muy bien.

Buttercream frosting

Ingredientes

115 gr de mantequilla a temperatura ambiente o pomada sin sal

230 gr de azúcar glass

1 cucharadita de esencia de vainilla

2 cucharaditas de leche o de nata

Cómo se hace

Batimos la mantequilla hasta que esté cremosa. Agregamos la esencia de vainilla. Entonces, bajamos la velocidad de la batidora al mínimo, incorporamos el azúcar impalpable o glass, luego las cucharadas de leche. Y batimos a velocidad máxima hasta que tenga la consistencia que queremos, tiene que quedar como una mousse.

Lo deseable es que antes de decorar la magdalena, la magdalena esté fría y si podemos, la mezcla para el topping que acabamos de elaborar, también lo esté. Por lo que si podemos dejar reposar la mezcla en la nevera un rato, genial (no mucho, para que la mantequilla no se nos haga un bloque).

Con una manga pastelera, decoramos, haciendo la forma que más nos guste. Y luego… imaginación al poder! Podemos usar bolitas de colores, estrellitas, bolitas plateadas, letras…

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Cupcakes, la magdalena que vino de los USA

  1. Tiene su curro pero quedan tope monas. Por no hablar de las que parecen mariquitas 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s