Pros y contras de tener un huerto urbano… ¡en Londres!


Cuando mi amigo Juan me dijo que quería plantar un huerto en el jardín de su nueva casa, pensé: “este tío se ha olvidado de que vive en Londres”. Pero no, no, qué va, era consciente del reto, y de hecho le motivaba conseguir cultivar sus propios productos teniendo un clima tan poco favorable. Le pedí fotos y que me contara cuatro cosas sobre el experimento, y ha escrito este post para vosotros, explicando los pros y contras de tener un huerto en casa en general.

Juan plantó, en el jardín, fresas, moras y frambuesas. En el huerto, coles, pepinos, maíz, rábanos, zanahorias, cebollas, tomates, calabacines, espinacas, lechugas y pimientos. Además, albahaca, romero y tomillo en tiestos. Gracias a la lluvia, le han salido unas fresas y unas moras buenísimas. Y por culpa de la lluvia, no le brotaron el maíz ni el pepino, por ejemplo. Suerte que al jardín le da todo el día el sol… ¡cuando sale! Ahora está batallando con los caracoles, que se lo comen todo antes de que le dé tiempo a recogerlo…

Aquí tenéis su post. ¡Mil gracias, Juan!

Tener un huerto requiere bastante trabajo y esfuerzo. Requiere horas y horas de trabajo: sacar las malas hierbas, fertilizar, regar continuamente, tener cuidado con las plagas, sacar las malas hierbas, sacar las malas hierbas…

¿Vale la pena? He aquí una lista de pros y contras:

CONTRAS:

-Tiempo: Hay que dedicar una cantidad de horas considerables si quieres sacar el máximo partido del huerto. Desde preparar el suelo, fertilizar la tierra, plantar y lo más pesado de todo… sacar las malas hierbas una y otra vez.

– Es un trabajo duro: Tener un huerto no es tarea fácil, estar agachado durante las horas de trabajo es cansadísimo.

– Puede muy fácilmente salir mal. No siempre que plantas semillas recoges, o no siempre que salen los brotes serán plantas que den fruto. Algunas cuesta mucho que el fruto que den valga la pena. Hay que leer bastante sobre cómo fertilizar cada planta y qué cuidados requiere. Cuanta más variedad en el huerto, más cosas a recordar.

Sin embargo, las razones por las que tener un huerto pesan infinitamente más que las de no tenerlo. Yo lo recomiendo a todo aquel que tenga un espacio con tierra en el que poder plantar, sobre todo si vive en una gran ciudad. ¡Así que a darle uso a tiestos, balcones y terrazas! Estos son los beneficios de tener tu pedazito de tierra.

PROS:

-Estás en contacto con la naturaleza. ¡Sí! Aunque sea en el jardín de tu casa o terraza, el contacto con las plantas, la tierra, es muy relajante y puede resultar muy satisfactorio ¡e incluso adictivo! Quizá descubras un nuevo hobbie que practicar durante años.

– Todas las cosas que necesitarás aprender. ¿Sabías que ciertos vegetales al ser plantados juntos se ayudan a crecer y desarrollarse mejor? ¿O que ciertas plantas repelen a un insecto concreto y al colocarlas cerca de otras las protege de éste? Crear tu plano de huerto es como jugar a ser arquitectos de parque de ayuntamiento. Te haces tu pequeño plano, divides en sectores y después te aseguras que en cada sector pones una planta que sea beneficiosa a su vecina, y viceversa. Hay pantas que deben estar alejadas porque boicotean el crecimiento de otras o atraen a un tipo de insecto que no conviene.

Yo usé esta página en inglés, que viene todo detalladísimo:
http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_companion_plants
También hay información en español, aunque no es tan específica.
http://www.infojardin.com/foro/showthread.php?t=59045
Vale la pena mirarse las dos, ¡aunque sea con el diccionario de inglés! (Hala, otro PRO, ¡a mejorar el english!)

-Otra razón por la que tener un huerto que no se nos puede pasar por alto es la cantidad de ejercicio físico que requiere. No hay mejor manera de hacer ejercicio que cuando no te das ni cuenta de que lo estas realizando. Por esto tener un pequeño huerto no solo te dará satisfacciones en la cocina, ¡además se te pondrán los muslos como jamones de duros!

-Obviamente, la mejor de las razones: La maravilla de tener comida fresquísima, directa de la planta al plato. Hay vegetales que cuando están frescos superan a cualquier manjar de lujo empaquetado al vacío. ¿Has probado los tomates directamente de la mata? ¿En una ensalada de albahaca recién cortadita? ¿Con ajito recién sacado del huerto? ¡Capaz de ganar a cualquier foie-gras importado!

– Cuando estás comiendo del huerto te sienta mejor la comida, estas más atento a los sabores, disfrutas más y desarrollas un interés más profundo en la comida, que es el combustible que le echamos a nuestro cuerpo. ¡No hay nada más importante que eso! Tener un huerto te ayudará a sentirte más sano, y lo más importante: te ayuda a no caer en malos hábitos de alimentación. Una vez te entra el gusanillo de comer sano, procuras organizarte y de evitar todos esos pequeños snacks que antes comías a lo largo del día.

¡A sembrar se ha dicho!

ANABEL

Anuncios

Una respuesta a “Pros y contras de tener un huerto urbano… ¡en Londres!

  1. que arte!!!!
    a disfrutar de los sabores de verdad! y una vida mejor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s