Archivo de la categoría: Restaurantes

1a Setmana de la Malvasia de Sitges

Malvasia de Sitges

Imatge promocional de la 1a Setmana de la Malvasia de Sitges

Avui des del nostre bloc gastronòmic us volem fer una proposta. Des de demà dilluns dia 3 i fins al 9 de desembre se celebra la 1a Setmana de la Malvasia de Sitges.

La malvasia és particularment un dels meus vins preferits, de cor i de paladar. Un vi, conegut tradicionalment en la seva versió dolça, que Sitges ha conservat i continuat produïnt gràcies a la tasca de conservació de l’Hospital Sant Joan Baptista, però principalment és una varietat de raïm que, tot i que s’ha conegut més, com dèiem, en la seva producció com a vi dolç, també se’n produeix de seca, per la qual cosa, la varietat es pot adaptar a tots els paladars. Si em permeteu, recomano la de l’Hospital Sant Joan Baptista i la del celler Vega de Ribes.

La malvasia és un d’aquells vins que ja és patrimoni gastronòmic i cultural, un tresor que ha sobreviscut a través dels temps i que ara és més viu que mai. Aquesta iniciativa, la 1a Setmana de la Malvasia de Sitges ens permetrà fer una festa als incondicinals del vi i serà una gran oportunitat perquè els que no la conegueu en feu un tast de luxe, ja que maridarà degustacions gastronòmiques dels restaurants de la vila com La Nansa, La Salseta, Pic Nic, Iris Gallery, El Mascarón i Xampú Xampany. Podreu tastar el Blanc Subur, la Malvasia Dolça i Seca o l’escumós Monembasia de l’Hospital. I la Kassoleta, Sports Bar, El Cable, Roy, Pic Nic, Eguzki, Taberna Guria, L’Avinyet i Cañateca Prado, oferiran tapes  acompanyades de copes de Blanc Subur 2012. Sens dubte, una gran setmana que es presenta freda però amb l’escalf del bon vi i la bona cuina a Sitges.

Lídia

Arroces del Delta y del campo

(Rous, gastrónoma empedernida y cocinitas, ha estado este fin de semana pasado en el Delta de l’Ebre y en la Albufera valenciana y nos envía este post para el Yomelocomo, con recomendaciones y sugerencias de restaurantes en los que degustar una buena paella. Atención porque, al final del post, incluye una receta propia de arroz con conejo y alcachofas. Bon profit arrossaires!)

Esta no es la época más bonita para visitar el delta de l’Ebre, porque los arrozales no están verdes y los tonos del paisaje son marrones y fangosos. Pero siempre apetece una escapada a las marismas y a lugares curiosos como la playa del Trabucador, con una laguna de agua dulce a escasos metros del mar abierto. Y uno de los motivos de nuestras últimas escapadas al delta ha sido el de comer una paella en Cal Faiges. Uno de los arroces más deliciosos que he probado nunca.

Arroz de Cal Faiges. Foto: Rosa M. Bravo

Es un restaurante situado en el Poblenou del Delta, un diminuto pueblo de casas blancas donde los africanos remiendan las redes. Aparte de arroces clásicos como la paella de marisco, la carta incorpora especialidades deltaicas como las anguilas, las ortigas de mar, las caixetes, los dátiles de mar…. Siempre que hemos ido hemos caído en la paella de marisco, deliciosa, con entrantes como mejillones al ajillo o pulpo a la plancha.

Sigue leyendo

Restaurantes km 0, el triunfo de la cocina tradicional y ecológica

Portada del suplemento

Así se titula el reportaje que publiqué el pasado viernes 7 de enero en el suplemento Què Fem? de ocio y cultura de La Vanguardia. Os lo dejo aquí para que le echéis un vistazo. Lo podréis leer en mi blog, está todo en catalán. Para aquellos que no lo hablen o entiendan, aquí estoy para resolver dudas.

Cataluña está a la cabeza en España de restaurantes con el distintivo km 0 que otorga la asociación Slow Food. El objetivo de estos restaurantes y de la asociación es ofrecer unos productos y una cocina de proximidad, que recupera recetas y alimentos tradicionales. También son productos y cocina sostenible y ecológica. Se compra directamente a los agricultores, pescadores, ganaderos, etc. para potenciar la economía local, evitar intermediarios y contaminación con el transporte y los productos son ecológicos. Os aseguro que he ido a comer a estos restaurantes y tomar un plato Km 0 te hace redescubrir el sabor de las cosas, como por ejemplo, el de un tomate. Qué maravilla! Qué sencillo que es el placer y qué cercano! A ver si nos apuntamos todos al movimiento, por el futuro de nuestro planeta y por el placer de volver a saber como saben las cosas.

LÍDIA

Je t’aime… moi non plus!

¿Ha quedado claro?

¿Ha quedado claro?

Hace ya algún tiempo que fui por primera vez a Au port de la lune, un pequeño local que hay al lado del mercado de la boquería (Pl. de Sant Galdric , 1), en Barcelona. Era el cumpleaños de una amiga, Mio, y fuimos a hacer un brunch para celebrarlo. El local tenía mucho encanto, como si hubieran cogido un bistrot de cualquier pueblecito de la costa de la Bretaña francesa y lo hubiera puesto, tal cual, en Barcelona. En él, todo era del país vecino. Desde la exquisita selección de quesos que tienen, hasta la carta de vinos, el agua, los aperitivos, o, claro está, el foie. Me encantó el lugar y desde entonces he querido volver, una y otra vez, sin mucho éxito. A veces porque estaba cerrado, otras porque llegábamos demasiado pronto.

Pero por fin, el fin de semana pasado pudimos repetir. Nada más llegar, me sorprendió el cambio de aspecto del lugar. No parecía para nada un restaurante, sino más bien una tienda. El dueño, un francés francés con cara de francés bonachón, Guy Monrepos, nos informó de que ahora eran una tienda de delicatessen francés. Y sí, ciertamente tenían allí una serie de productos como para vender que nos hicieron la boca agua.

-Pero, ¿y aquel restaurante que había aquí?

– ¿Queréis cenar?

– Sí, claro.

– Bien, subid por esas escaleras.

Sigue leyendo

El Negrefum

Al actor catalán Sergi Lòpez le encanta comer. Para él, el estómago mueve montañas. Es capaz de levantarse un sábado con ganas de unas patatas bravas determinadas y cruzarse media península para ir a comerlas. Por eso, no es de extrañar que hace ya un par de años abriera, junto con dos amigos de toda la vida -Joan, el enólogo, y Trilles, hijo de payeses ,y que lleva años en el negocio de la restauración- el Negrefum. Se llama así en homenaje a todos los vilanovines que se dejaron los pulmones en una sala de la fábrica Pirelli, llamada así, y que estaba más o menos en el mismo lugar que hoy ocupa este local.

Interior del Negrefum. Fotos: Carles Castro

Interior del Negrefum. Fotos: Carles Castro

Nosotras hemos ido hoy a almorzar, para celebrar el cumpleaños de  Anabel y de Lidia. Y  hemos comido realmente bien. Sigue leyendo