Archivo de la categoría: Talleres

Bricolate (o cómo trabajar el chocolate con utensilios caseros)

“Eso de que el chocolate engorda es mentira”, nos dice cuando Cristina, Lidia y yo le preguntamos cómo es posible que esté tan flaco siendo chocolatero. David Pallàs es, además de una de las personas más innovadoras en este campo, un gran divulgador. Realiza demostraciones, catas y cursos de una forma lúdica, ingeniosa y divertida. Y nosotras tenemos la suerte de verlo en acción en el taller que él ha bautizado como “Bricolate”, una especie de bricolaje del chocolate o, lo que es lo mismo, cómo hacer todo tipo de piezas de chocolate con los utensilios que tenemos a mano en casa.

Pero ya llegaremos a eso. Porque primero David nos explicó el proceso de fabricación de bombones de Ludomar, la empresa para la que él trabaja como director de Producción e I+D. Elaboran bombones y chocolates de alta gama desde 1948. Algunos tan curiosos como éstos:

Bombones con mini galletas María

Bombones con chuches

Sigue leyendo

El erotismo de amasar pan

Taller "Mans i pans". Foto: Mari Àngels Torres

Yo siempre había pensado que eso de amasar tenía un punto erótico muy pronunciado. Pero claro, una no va por el mundo diciendo: “hola, soy Anabel, y cada vez que hago pan me vuela la imaginación”. Dice la psiquiatra americana Louann Brizendine que los hombres tienen tres veces más pensamientos sexuales que las mujeres, lo cual no quiere decir que nosotras no los tengamos, ¿verdad que no?

Pues bien, ahora que ya hemos aclarado este asunto, os diré que no estoy sola en el mundo, hay otras dos pájaras que piensan igual que yo, y son la restauradora Ada Parellada y la sexóloga Eva Moreno, fundadora de Tapersex, que acaban de estrenar un taller para despertar el sentido erótico del tacto amasando pan en El Pla dels Àngels (antiguo convento), delante del MACBA, en Barcelona. El objetivo es recuperar el valor de las manos, el contacto (con los objetos y con las personas), y el valor del tiempo (hacer las cosas que de verdad nos importan sin prisas).

El día de los enamorados (¡para más inri!), Mari Àngels, fotógrafa de Público, y yo, fuimos a cubrir la noticia para el diario. Éramos una docena de periodistas -todas mujeres menos un hombre-, y nuestra labor consistía -aparte de la noticia en sí, quiero decir- en elaborar una masa de pan para, con una mitad, hacer panecillos, y con la otra, practicar masajes eróticos.
Sigue leyendo